Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

La Peña del Arcipreste

 

  Sigue el tablero Peña del Arcipreste (Madrid) de El Hogar Natural en Pinterest.

 

El día 30 de septiembre de 1930, la Gaceta de Madrid, a la sazón Boletín Oficial de la época, publica la Real Orden por la que se declara, a petición de la Real Academia de La Lengua, Monumento Nacional a la Peña del Arcipreste de Hita.

Promovida bajo el auspicio de la Real Academia de la Lengua, cuyo director era a la sazón Don Ramón Menéndez Pidal con el fin de conmemorar el sexto centenario de la escritura del Libro del buen amor, en 1930, una roca granítica y los árboles que la rodeaban, se convirtieron en Monumento Nacional dedicado a Don Juan Ruiz, Arcipreste de Hita.


Don Ramón y sus colaboradores, entre los que se encontraba su hija, presumían, tras ardua investigación, que el paso cercano al puerto del León en su vertiente madrileña era el lugar descrito por el bueno de Don Juan Ruiz en su encuentro con la bella serrana Aldara junto a la pequeña fuente que brota, con más pena que gloria, algo más abajo de las rocas labradas con la inscripción conmemorativa. Tal vez la cercanía de la aldea de Tablada, mencionada en los versos y el paso hacia Segovia que allí culmina de los muchos que en el medievo se utilizaban, además de las calzadas romanas existentes en los alrededores, la fuente cercana y lo habitual de los viajes del Arcipreste por la zona, dieron como plausible que Don Juan Ruiz ubicara allí el pasaje de Aldara.

 


En la época, es decir, en 1930 fue el tercer monumento natural protegido, tras la montaña de Covadonga y los montes de Ordesa, lo que da pie a pensar la fuerte influencia que Don Ramón ejerció para valorar el monumento.


Como he dicho, no es una escultura finamente esculpida o un lugar modificado para hacerlo monumental por su hechura, es simplemente una roca granítica sobre la que hay labrados unos fragmentos del Libro del buen amor. En una minúscula oquedad junto a ella, se encuentra un hermoso cofre de madera, protegido así de las inclemencias de la meteorología dura del lugar, en el nunca falta algún ejemplar del Libro del buen amor así como otras lecturas que los caminantes depositan en su interior para animar a un rato de lectura y descanso en un paraje hermoso y lleno de naturaleza.

 


Visitar la Peña del Arcipreste es un paseo apto para todos los físicos. Se puede iniciar desde el Alto del León, descendiendo unos cientos de metros por la carretera hasta un camino a la izquierda en cuyo inicio se ha erigido una especie “menhir” con la indicación de que por ese camino se accede a la Peña. Mas cómodo es seguir la línea divisoria entre las provincias de Madrid y Segovia siguiendo las balizas verdes que hay instaladas y que permiten un acercamiento poco problemático al monumento, disfrutando de unas vistas fantásticas y, para los amantes de la historia reciente, de los restos de las fortificaciones defensivas de la Guerra Civil conocidas como “La Salamanca” que se encuentran en el cerro del mismo nombre por el que transitará el visitante.

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd