Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

  Sigue el tablero Quinta de la Fuente del Berro de El Hogar Natural en Pinterest.

 

 

 

El actual Parque Quinta de la Fuente del Berro se encuentra en los terrenos de lo que   fue la Quinta de Miraflores, encargado por Felipe IV como un nuevo Real Sitio. Hoy en día  ocupa una extensión de más de 13 hectáreas, incluyendo  los Jardines Sancho Dávila, que se  incorporó en 1968.

 

 

 

La finca situada junto al arroyo Abroñigal, la compró  Bernardino Fernández de Velasco, duque de Frías y conde de Haro (condestable de Castilla y León) para  formar una quinta que se llamaría de Miraflores, de Frías o Huerta del Condestable. En  1630  Felipe IV, la  adquirió por 32.000 ducados, contenía una casa con jardines, huertas, tierras de labor, viñas y frondosas arboledas compuestas de gran cantidad de árboles frutales, cipreses, álamos y moreras. El arroyo Abroñigal   se aprovechaba  para las fuentes y estanques. En 1640 fue cedida   a unos monjes benedictinos castellanos expulsados del monasterio de Montserrat por motivo del levantamiento contra el poder real, si bien la corona se reservó el derecho de utilización del agua que se transportaba a palacio a lomos de burros. En 1703 fue comprada por María Trimiño Vázquez de Coronado, Adelantada de Costa Rica quien realizó mejoras en las conducciones de agua y de riego fundamentalmente para el riego de las huertas. Años más tarde la legó a la Obra Pía de los Padres Mercedarios Calzados, aunque  la corona seguía   reservándose el derecho sobre sus aguas y el mantenimiento de la fuente. Carlos III mandó proteger la fuente con una casilla, con lo que empezó a denominarse fuente del Rey, fue considerada como la de mejor calidad de todo Madrid.   En 1800 Martín Estenoz adquiere la finca, a excepción de  la casa y la fuente del Rey, y comienza a levantar la tapia de la finca, cuyo perímetro será el definitivo.

 

 

 

 

A finales del  siglo XIX sufre una gran transformación  para convertirse en un parque de recreo denominado los Nuevos Campos Elíseos. Los comienzos de obras datan de   1897, construyéndose el acceso al parque, el edificio de administración, restaurante y parte del ajardinamiento (paseos, puentes y cascada). Las obras se paralizaron en 1902, cuando los terrenos salieron a subasta. La finca recobró su carácter de propiedad familiar, integrando las obras realizadas en la ordenación de un jardín cuyas líneas maestras pudieron ser trazadas, en el primer tercio del XX, por Cecilio Rodríguez. El parque fue declarado jardín artístico por Decreto de 31 de julio de 1941.  A partir de este momento el terreno pasa por numerosos propietarios hasta 1948, cuando  es adquirido por el Ayuntamiento de Madrid siendo alcalde el conde de Mayalde.

 

 

 

A partir de entonces  comienzan las obras de acondicionamiento del jardín y la restauración del palacete para Instituto y Museo Arqueológico Municipal,  que se abrió al público en 1954.  La entrada por la calle Enrique D'Almonte se compone de dos pequeños torreones almenados que abren la tapia de ladrillo a la cual aparecen adosadas algunas construcciones del mismo material. Según se entra por esta puerta puede apreciarse el antiguo palacete que es lo único que queda de su pasado. Muy cerca se rencuentra  la   torre con reloj, de estilo  neo-mudéjar.

 

 

El parque  es de tipo paisajista con diversos desniveles, está formado por praderas con  sinuosos paseos y escaleras rústicas de piedra, y   una rica variedad de árboles y arbustos, como Aligustre, Árbol del amor, Árbol de Júpiter, Avellano, Adelfa, Boj, Castaño de Indias, Cedro, Ciprés, Durillo, Gingo, Haya, Laurel, Madroño, Magnolio, Mahonia, Palmito, Pino, Plátanos de sombra, Olmo, Secuoya, Tejo y  Tilo. También se puede encontrar  4 árboles considerados singulares por la Comunidad de Madrid.    

 

Cedro del Atlas del Parque de la Fuente del Berro (Cedrus atlantica)

Cedro del Líbano del Parque de la Fuente del Berro (Cedrus libani)

Ciprés de Portugal de la Fuente del Berro (Cupressus lusitanica)

Enebro de Siria del Parque de la Fuente del Berro (Juniperus drupacea)

 

 

Además posee un palomar, una cascada, una ria, un par de estanques y varias fuentes.  La Fuente del Berro que le da nombre al parque, se encuentra situada fuera de sus límites pero adyacente a él, antes de la puerta de entrada. Era una fuente de uso público, popular tanto por la abundancia como por la calidad de sus aguas, hasta el extremo de convertirse, desde 1686, en la proveedora exclusiva del agua de mesa servida a María Luisa de Orleans, esposa de Carlos II, pero en 1977  debido a su contaminación, se cortó  el  agua que le había dado fama, procediendo en la actualidad sus aguas del Canal de Isabel II.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre los   monumentos destacan los dedicados  al escritor  Gustavo Adolfo Bécquer,  al músico  Enrique Iniesta y al poeta ruso Pushkin.

 

 

 

 

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd